divendres, 17 de març de 2017

Adicciones traicioneras.

Pablo, esta sentado en el sillón de su humilde choza, mirando al horizonte pensando como era su vida antes y en lo que se ha convertido ahora.
Para comprender todo esto, nos hemos de ir a los años 80, cuando Pablo aún era joven. Todo empezó con su amigo Booby, una persona muy humilde y cuanto menos simpática. Un día, estaban aburridos, o simplemente cansados de su rutina, vieron a lo lejos un casino, Booby le había contado siempre a Pablo lo que molaban los casinos de su tierra natal ( las vegas ), así que por esta ocasión decidieron ir al casino a pasar el rato,
Al entrar, descubrieron un lugar donde no faltaban punto de engancharse en ese juego llamado Poker, a enamorarse del conocido Black Jack. Asi que todo comenzó en una apuesta pequeña con un señor. Al girarse las cartas se revelaba la victoria para Pablo, causando un gran impacto esa noche. Ahí mismo conocieron a Juan, una persona que parecía muy simpática. Desde ese día, Pablo y Booby fueron cada dia al casino, aumentando su habilidad en el y su adicción. Hasta que un día su suerte cambió, Pablo, con unas copas de más, aposto todo su dinero, al desvelar las cartas  una catastrófica derrota se alzo sobre Pablo, mientras Booby se había adentrado en el mundo de las drogas.
Juan al ver la derrota, se escabulló entre las personas y abandonó el local.

Booby murió en 2 años por sobredosis y Pablo sin dinero, vendió su casa y se fue a vivir al campo, donde vivió tristemente toda su vida. Se podría decir, que apostó su vida en un juego y perdió.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada